Operaciones para dejar tu chich… tu coñ… tu vagina ideal de la muerte

Vagina

Puede que no me esté haciendo tan mayor como yo pensaba, porque de momento no entra en mis planes arreglarme el chichi pubis. El otro día, leyendo una web, un titular captó mi atención: “¿Te atreves con el lifting de pubis? Cuatro intervenciones para revitalizar tu vida sexual” (que a todo esto, todavía estoy pensando por qué va a revitalizar mi vida sexual quitarme las arrugas del susodicho). Lo de ‘lifting de pubis’ me dio mucha curiosidad, así que me lo leí de arriba abajo. Por si no lo sabíais, hay muchas operaciones para poner tu coño vagina a punto: ninfoplastia o labioplastia de reducción en los labios menores, liposucción, radiofrecuencia y el mencionado lifting de pubis. Pero oye, no os penséis que los hombres os libráis de este asunto, porque las operaciones de estética más demandadas para el pene y los colgantes son el rejuvenecimiento del escroto (que te lo dejan como el de un bebé, lisito lisito) y la faloplastia de elongación (alargarte el pene de toda la vida. Que no sé para qué te metes en quirófano cuando en la teletienda te venden un aparatito que te lo hace solo).

Resulta que con los años es normal que haya un exceso de piel en el coño chichi la zona vaginal y el lifting lo que hace es cortar, subir, coser y tirar lo sobrante. Como lo que se hacía Carmen Sevilla en la cara pero sin esparadrapo. Así consigues eliminar esas antiestéticas pieles que yo no me había dado cuenta ni de que existían hasta que no me he puesto a mirar fotos para este post. Que no seré yo la que se meta con aquellas personas que se sientan acomplejadas porque les cuelgue la piel un poco pero venga hombre, ¿de verdad? La liposucción, básicamente, es lo mismo pero en lugar de un exceso de piel, es un exceso de grasa. Vamos, que se te abulta un poco la zona del chichi pubis. Imagino que la liposucción y el lifting irán unidos, primero me quito la grasa y luego la piel que me ha sobrado.

La labioplastia (o ninfoplastia) es recortarte un poco los labios menores, es decir, la pielecilla que puede llegar a sobresalir de entre los labios mayores. Que no digo yo que no quede más mono un chichi con todo recogidito en su sitio pero como que me da pereza pensar que se van a poner a hacer corta, pinta y colorea en lo que viene siendo el mismísimo.

Y terminamos el repaso a este surrealista ranking de operaciones de chichi zona vaginal con la radiofrecuencia. A mí fíjate que esta intervención me ha gustado más. Por lo visto lo que hace la radiofrecuencia es fortalecer las paredes de la vagina, lo que te viene bien para muchas cosas, entre ellas el sexo. Así que oye, si a una no le apetece ir haciendo ejercicios de Kegel por la calle (que es básicamente ir apretando el coño la vagina unos segunditos de vez en cuando) pues te haces un poquito de radiofrecuencia, que no duele nada, y andando.

Dicho esto, que si tú te quieres hacer cualquiera de estas cosas a mí me parece muy bien, ¿eh? Cada uno con sus taras. Y por otro lado, qué narices te importa a ti lo que yo opine al respecto.

PD: ¿Os habéis dado cuenta lo difícil que es nombrar el coño sin ser malsonante?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s