Bruja tu puta madre

Por las calles adoquinadas de un pueblo cualquiera, avanzaban despacio tres mujeres. Las personas se apartaban a su paso, las miraban y susurraban entre sí. Ellas se mantenían imperturbables, mirando al frente, como si nada ni nadie pudiera romper su trabajada apariencia de soberbia e indiferencia. —¿Os parece bien aquí?—Dijo la más alta de las [...]

Siéntete libre, hija mía

Hola, hija mía. Con todo lo que está pasando últimamente, me gustaría darte unos consejos para cuando te sueltes de mi mano y vueles libre. Cuando vuelvas a casa después de una noche de fiesta con tus amigos, no tengas miedo nunca. Es casi imposible que te molesten, impensable que un grupo de chicos te [...]